lunes, 19 de noviembre de 2012

Guardar los coches de juguete

Hace un tiempo David se aficionó a los coches de juguete pequeños y siempre salíamos de casa con dos o tres, al final acababan en mi bolso, que ya va bastante cargado normalmente atentando claramente contra mi salud cervical.
Otro inconveniente es intentar buscar algo en ese lío porque cuanto más grande es el bolso más cosas metes y al final encontrar lo que quieres es tarea imposible.

Buscando cosas para David no sé exactamente como llegué a él pero el tutorial está aquí, yo lo definiría como una funda-juguete para llevar coches. Los pasos están muy bien explicados pero como yo de costura cero pues pedí ayuda a mi madre, yo me ocupé de cortar y pegar y ella cosió.

También me encargué de pintar, nunca había pintado en tela y usé pintura de La Pajarita que compré en la papelería Carlin que hay donde vivimos y que me gusta mucho.
Sería capaz de pasarme horas en las papelerías, porque, aunque suene raro me vuelven loca las papelerías y las ferreterías, pero sobre todo las primeras. No soy la única, uno de mis amigos y antiguo compañero de trabajo tenía esa misma adicción, creo que ambos tenemos más bolígrafos, portaminas, rotuladores, etc de los que podremos gastar en nuestra vida.
La pintura me parece de gran calidad y el acabado quedó muy bonito.

Aquí tenéis el resultado.


Unos retales de tela, fieltro gris, amarillo y negro, velcro para coser y pintura blanca para tela (la foto es de la parte interior).



Parte exterior



Se dobla a la mitad.


Y luego en tres partes (las ruedas del coche exterior son de fieltro y van pegadas).


Y cerramos con velcro.


El "asfalto" lo cosimos y las "líneas" las pegué.


Detalle del acabado de la pintura.








Lo llevamos fuera de casa, le entretiene bastante y cuando acaba, lo guardo en el bolso y no andan los coches bailando en él.












2 comentarios:

Muchas gracias por tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...