viernes, 14 de diciembre de 2012

Puente de diciembre en Madrid

Este pasado puente de Diciembre estuvimos de visita en Madrid para ver a la familia y para que David viviese el ambiente navideño de la capital.

Llegamos el día seis con un viaje bastante bueno, y ese día sólo dimos un paseo porque estábamos un poco cansados para hacer nada más. David estaba encantado ya que había un parque cada cien metros y en casa no podíamos ir a causa de la lluvia y llevaba mucho tiempo sin parque. No paró de correr ni un minuto.




El viernes fuimos al centro de Madrid para seguir las tradiciones, ver los puestos de la Plaza Mayor, comer bocadillo de calamares y ver el alumbrado.
Al llegar a Sol lo primero que hizo David fue pedirle un globo a un Calamardo gigante que le explotó al momento y hubo que ir a por otro, dos veces pagamos "la voluntad".
Luego fuimos hacia los puestos, una cosa que me chocó un poco fue lo de los puestos de bromas y pelucas, pero luego entendí que aquí el carnaval no es una festividad tan celebrada como en Galicia, allí lo de las bombas fétidas y demás lo dejamos para el carnaval.





La comida estuvo bien, nos retiramos un poco de la plaza y comimos nuestros bocadillos sentados y en tranquilidad.
Otra vez de vuelta a la Plaza Mayor porque Cortylandia no empezaba hasta las cinco, había un señor haciendo pompas gigantes y los niños enloquecieron, el mío el que más. Lo malo fue intentar irnos de su lado, empezó a llorar desconsolado y nada le entretenía, tenía sueño.
Cometimos el error de no llevar la silla y David se durmió en mis brazos y cargar con dieciocho kilos de niño dormido tuvieron sus consecuencias.
No relataré mi experiencia en buscar un sitio en el centro de Madrid donde poner a dormir a un niño (ya sea un bar con sofás, o una librería o algo parecido) porque sería algo patético. Y pensareis ¿por qué no irse a casa?, porque su dueño estaba en camino y porque no teníamos llaves. Una deliciosa tarde en familia, vamos.
No vimos Cortylandia (aunque creo que no nos perdimos mucho), y en cuanto durmió un poco y lloró otro tanto, pues vimos algunas luces navideñas y para casa.

Por la noche David tosió bastante y yo no pude dormir por un dolor en la zona del oído, el sábado fui a urgencias y me dijeron que era de una contractura del cuello y me dieron relajantes musculares y antiinflamatorios   (consecuencias de llevarle el día anterior en brazos).

Entre el catarro del niño y mi contractura el resto de planes se fueron al traste. Por la tarde salimos un rato cortito y el domingo mientras los chicos iban al Retiro yo fui a una tienda que estaba deseando visitar, Tiger, me gusta mucho lo que tienen y compré:


Un puzzle muy chulo para David.


Música para mi.

Papel decorativo.
Cuchara para batido
Unas cucharas de helado.
2 Ganchos percheros
Unos colgadores.
Tractor arrastrador
Un tractor para David.

Quedaron pendientes muchas cosas para la próxima vez, agradecer a Madrésfera sus recomendaciones y  su sugerencia de visitar la web Sapos y Princesas, y también a Baby Deli (esperamos visitaros en nuestro próximo viaje).
Quizás alguna vez lleguemos a tiempo a los títeres del Retiro, ainsss....



4 comentarios:

  1. Que guapo está David. Que pena que la cosa terminara así. Los niños que tiene sueño se vuelven terribles. Con los míos para eso. Espero que ya estés mejor de tu contractura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, estuve regular un par de días pero ahora ya estoy bien. Besos.

      Eliminar
  2. Tu labor de madre es encomiable, si quieres pasar un rato divertido y recordar todos los primeros meses, no dejes de leer mi libro Àcido Fólico
    http://lidiaherbada.com/que-libro-leo/

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...