lunes, 4 de marzo de 2013

Calzado para niños.

El hecho de comprar calzado es un poco complicado para madres inexpertas como yo, ahora ya tengo más o menos controlado el tema pero al principio me costaba bastante calcular la talla de pie que David necesitaba, porque al igual que en la ropa cada marca talla distinto.

Siempre he seguido la recomendación de la pediatra de mi hijo a la hora de comprar zapatos, comprar calzado resistente pero flexible, que sujete bien el pie y a la hora de probárselo ponerle de pie y que le sobre al menos un centímetro en la punta.

David tiene los pies grandotes (con casi tres años calza un 28), no sólo largos sino también anchos con lo cual el calzado ha de ser amplio, hay modelos que le sirven de largo pero no le entra el empeine o le hace daño. Los modelos que cumplen el requisito de ser amplios son bastante reducidos.

Cometí algunas veces el error de comprarle zapatos sin probárselos antes y al final no los estrenó, menos mal que hay quien los aprovecha, mi sobrino es diez meses más pequeño y sólo ha usado lo que David no estrenó porque tengo entendido que no se deben compartir zapatos desde que los niños empiezan a andar.

Compro zapatos más o menos de todo tipo, pero no me gustan los de charol ni brillantes para un niño.
Me gusta mucho la marca Pabloski y también algunos modelos de Chicco. David usa también botas de agua pero no las suele llevar mucho rato puestas porque me da la impresión que tampoco es el calzado más adecuado para caminar con un pie en formación, las usa para lo que yo entiendo que son: para caminar un rato cuando llueve y saltar un poco (o un mucho) en los charcos.

Otro lío es el calzado para estar en casa, no hay ningún modelo de zapatilla que le dure puesta todo el rato, se las quita enseguida y ya se ha caído algunas veces por tenerlas medio sacadas. Yo uso mucho los calcetines anti-deslizantes puestos encima de unos normales para que no se le enfríen los pies, me gustan los de H&M.

Tengo un par de trucos para acertar con la talla de pie:

  • Si es posible quitar la plantilla y ponérsela en la planta del pie al niño si éste (como el mío) es reacio a probar lo que sea.
  • Si no llevo al niño, tengo calculado más o menos que la suela del zapato debe cubrir la palma de mi mano, es una referencia que yo uso, pero cada un@ debería buscar la suya.
Hace ya tiempo encontré esto:


http://www.mowgli.es/shop/product_info.php/language/es/info/p159.html
Es un medidor para el pie, tiene que ser de lo más útil para calcular la talla pero creo que lo mejor es ponerle el zapato al niño, si se deja.

3 comentarios:

  1. La verdad es que si no se deja poner zapatos debe ser toda una odisea comprarle pares nuevos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En general lo de probarse ya sea ropa o calzado no le gusta nada, y es todo un poema verme intentando probarle zapatos o ropa y él escapándose.

      Eliminar
  2. Buen truco para conseguir los calzados sin tener que forcejear con el niño. Pero es bueno que lleves al niño a comprar su calzados y lo vayas acostumbrado, en mi opinión la mejor forma es aplicando una metodología tipo juego, claro con su respetivo orden para que el niño vaya acostumbrándose y no tengas ese problema nunca más. Gracias por compartir tu experiencia y saludos desde Panamá.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...