jueves, 21 de marzo de 2013

Travesura.

Estaban David y su primo en la cocina de los abuelos, entra mi hermana y ve una botella de aceite volcada en la mesa y chorreando por el suelo. Mis padres tienen una especie de banco para sentarse a la mesa de la cocina, en él estaba sentado mi sobrino y asomaban unos piececitos por detrás de él.

Mi hermana: Ahhhhh, pero que habéis hecho!!!!

David: (Tumbado detrás de su primo hace sonidos con la boca como si estuviese roncando) rrrrrr shhhh.

Ante la alarma me persono yo en la escena del crimen. Mi sobrino tiene cara de no enterarse de nada.

Yo: David, ¿qué has hecho?.

David: Rrrr shhhhh, no puedo decírtelo porque estoy durmiendo.

Empieza a ser recurrente la excusa de estar dormido.

8 comentarios:

  1. Jajajaja
    A nosotros el otro día le dimos la inyección de la medicina para que se la "disparara" en la boca, y mientras hacíamos otra cosa, había disparado. Sí. A la cortina!!! y nos dimos cuenta días después...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son tremendos, el mío está perfeccionando la técnica de las evasivas, busca excusas para todo, jeje

      Eliminar
  2. Juas! Qué listo el tío! Y eso es sólo el principio...verás! ;-)

    ResponderEliminar
  3. jajaja Buenísimo. Pobrecito, si estaba dormido cómo pudo ver nada. Él simplemente se quedó dormido en el lugar equivocado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si y cogió y tiró la botella equivocada y luego a jugar al despiste, jeje

      Eliminar
  4. Jajaja, me encanta!!!(Aunque seguro que a ti sus ocurrencias no te hacen tanta gracia)...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, a veces cuesta reprimir las carcajadas y ponerse seria para imponer un poco de disciplina.

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...